Nieve en Monte Grande

Nieve en Monte Grande
9 de julio del 2007. Cae nieve en Monte Grande

Nuestras Islas Malvinas

Nuestras Islas Malvinas
LAS MALVINAS SON ARGENTINAS

31.10.08

Fútbol y algo más

"La biblioteca destinada a la educación universal, es más poderosa que nuestros ejércitos".

Jose de San Martin


EL ÍDOLO EN EL BANQUILLO

Por Jorge Barraza

Es de esas bombas que paran las rotativas: Maradona técnico de la Selección Argentina. La noticia fue tapa o encabezado de página en todo el planeta. El universo del fútbol reaccionó conmocionado e hizo explotar Internet. A escasos minutos de conocerse la noticia, el portal digital de La Nación (no es el más futbolero de los medios porteños) registraba 662 correos de lectores. Luego sumaron miles.

La especie tiene diversas lecturas y es deliciosa para desmenuzarla analíticamente.

* En contra. La mayoría de los mensajes tuvo un alto contenido negativo y estaba abiertamente en contra de la designación. Lo que revela que no toda la Argentina se rinde a los pies del astro, como se piensa en el exterior. Una enorme porción del país (acaso el más futbolizado del mundo) genera anticuerpos ante muchas de sus apariciones y declaraciones explosivas.

* Felices a medias. Maradona tiene, no obstante y como es lógico, una feligresía incondicional en la Argentina , digamos el 50 por ciento. Lo notable es que aún en el segmento de sus adoradores hubo reparos respecto del nombramiento.

* Estupor. Pese a que se barajaba el nombre de Diego, la reacción internacional fue de perplejidad. “¿Maradona…? ¿Están locos…?” La ponderación está basada en que no se trata de una selección más, Argentina es una camiseta pesada, bordada de gloria. Ser el técnico absoluto implica una enorme responsabilidad.

* Dudas. El asombro no responde a su sentido analítico del juego (que es bueno) sino a las dudas por su comportamiento como conductor de grupos. La racionalidad de millones se pregunta si será capaz de cumplir los horarios que él mismo fije, si predicará con el ejemplo, si sabrá programar. Algo está claro: Maradona no puede ordenar una práctica 8,30 de la mañana y llegar a las diez. Quería el puesto, lo tiene y debe asumir el privilegio de formar el equipo y la obligación de honrarlo.

* Justicia. Sin embargo, el sitio que tanto reclamó, finalmente es suyo. Y si debemos ser justos, nadie lo merece más. Hay un punto innegable: ninguno dio tanto lustre al equipo nacional.

* Equipo. Hay conciencia de la inmensa carga laboral que implica una selección y el grado de responsabilidad que exige, lo rodearán de un nutrido equipo de trabajo: Bilardo para la planificación, tal vez Pedro Troglio para asistirlo en el campo, armar los entrenamientos, etc. Pero, astuto, Diego lo aclaró de movida: “El equipo lo formo yo”.

* A favor. Maradona está repuesto de su mal, ve brillantemente el fútbol, es inteligente y gusta del buen fútbol, ofensivo sobre todo. Es un hombre audaz. No imaginamos una selección timorata. Por otra parte, hay que respetar la colosal ilusión de Diego. Y algo indiscutible: a la Argentina nunca le falló. Con deslices y problemas, cuando tuvo que representar a la celeste y blanca, puso el alma.

Maradona es un fenómeno mediático excepcional. Nace una era que derramará miles de noticias, opiniones, rumores, polémicas. Con las aprensiones lógicas, nos sumamos a la ilusión de ver un gran equipo yendo hacia adelante, regalando fútbol y con Maradona a un costado, compuesto, de impecable saco y corbata.


No hay comentarios:

About Me

Mi foto
En este nuevo blog intentaré dejar plasmado mis trabajos en pintura. Gracias por ser parte de él.
Loading...

Iguazú-Corrientes-Argentina

Iguazú-Corrientes-Argentina
Cataratas del Iguazú

Misiones- Iguazú

Misiones- Iguazú
Cataratas del Iguazú

Atardecer en los Esteros del Iberá

Atardecer en los Esteros del Iberá
Corrientes-Argentina

Casa de Carlos Gardel

Casa de Carlos Gardel
Guitarra del más grande cantante de Tangos. Don Carlos Gardel