Nieve en Monte Grande

Nieve en Monte Grande
9 de julio del 2007. Cae nieve en Monte Grande

Nuestras Islas Malvinas

Nuestras Islas Malvinas
LAS MALVINAS SON ARGENTINAS

17.8.10

Medio Ambiente y Ecología

"Concede a tu espíritu el hábito de la duda, y a tu corazón el de la tolerancia"

La ronda urbana de la muerte
Autor: FABIO ARÉVALO ROSERO MD
Creada: agosto 17 de 2010

Bangkok, ciudad contaminada con alto riesgo de muerte. ¿Nos acercamos a estos modelos?. Foto Carlos Pardo
“Creo en mi corazón, el que no pide nada porque es capaz del sumo ensueño” recitaba la chilena Gabriela Mistral, premio Nobel de literatura. El verso funciona dentro del universo poético, pero la frase –vista desde el punto de vista médico– es falsa. El corazón –motor de la estructura humana– pide, especialmente, cuidados ante la deteriorada calidad de vida urbana. Desoírlo tiene sus costos, ante el caos y el mal manejo de las ciudades.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) escogió para este año, un tema vital para la salud pública: “Urbanismo y salud”. Nada más apropiado para el Siglo XXI, cuando son las condiciones de las modernas ciudades y el comportamiento de sus actores, los principales responsables de la mayor cantidad de muertes en el mundo. Las políticas públicas de nuestras urbes, son tal vez las más insalubres, además de empobrecer y maltratar a la mayoría, provocan condiciones urbanas que aceleran el riesgo de padecer infarto. El Vicepresidente Garzón, por ejemplo, es víctima de su propio invento y displicencia
Las dolencias cardiovasculares causan cerca de 18 millones de muertes al año en el mundo, tantas como el SIDA, la tuberculosis, la malaria, la diabetes, el cáncer y las enfermedades respiratorias juntas. Pocos somos conscientes de si nuestro estilo de vida está aumentando el riesgo. Además de las prácticas de comportamiento (sedentarismo, tabaquismo, alimentación), también influyen los problemas medioambientales (ruido, contaminación, tensión urbana). Escasas investigaciones analizan las enfermedades cardíacas ante el entorno urbanístico, demostrando que las afecciones no sólo dependen del sedentarismo o de la elección de ciertas comidas, sino de un complejo entramado social que articula el concepto de “estilo de vida”. El hecho de haber concebido una sociedad basada en motores impulsados por combustibles, derivados del petróleo, tiene sus consecuencias.
La OMS ha logrado demostrar la relación entre contaminación sonora y altos índices de enfermedades cardíacas, cuyo origen radica en la incapacidad de las arterias coronarias para proveer del oxígeno necesario al músculo del corazón. La exposición prolongada al ruido – causado por el tráfico autopistas o maquinarias– es responsable de un tres por ciento de los ataques cardíacos que terminan en muerte. Los expertos calculan que globalmente mueren por el efecto ruidoso, medio millón de personas al año. Cabe destacar que el límite aceptado por la OMS es de 65 decibeles. El cuerpo, ante situaciones de bullicio y estrés, segrega adrenalina que provoca alzas en la presión sanguínea y en los niveles de colesterol. Los “aturdidos oyentes” suelen registrar aumento de las pulsaciones y de la tensión arterial.
Un informe de la Universidad de California indica que la contaminación atmosférica favorece el endurecimiento arterial (arterioesclerosis). Las sustancias químicas del humo del diesel afectan el sistema cardiovascular facilitando la acumulación de depósitos grasos (ateroesclerosis) ¿Las consecuencias? Con el tiempo conducen a la obstrucción completa de un vaso sanguíneo, lo que puede desembocar en un ataque cardíaco o en un derrame cerebral.
Estos riesgos están enmarcados en el acelerado crecimiento de las urbes y su parque automotor. Son las malas decisiones políticas que hacen que las ciudades sean menos saludables al favorecer los intereses económicos de los transportadores y a los amos de autos particulares. Hoy se camina menos, casi no se pedalea y ya no se juega en la calle. Además son los mismos gobernantes, quienes con su ejemplo, promueven malos hábitos alimenticios y son sedentarios. Para mejorar la salud pública también hay que elegir buenos dirigentes, con visión y capaces de diseñar ciudades para vivir, no para morir. No tan poéticos y menos “politiqueros”.
Apostilla: Nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde para empezar a cuidarse el corazón.
*Consultor World Streets      fabio121@gmail.com  

No hay comentarios:

About Me

Mi foto
En este nuevo blog intentaré dejar plasmado mis trabajos en pintura. Gracias por ser parte de él.
Loading...

Iguazú-Corrientes-Argentina

Iguazú-Corrientes-Argentina
Cataratas del Iguazú

Misiones- Iguazú

Misiones- Iguazú
Cataratas del Iguazú

Atardecer en los Esteros del Iberá

Atardecer en los Esteros del Iberá
Corrientes-Argentina

Casa de Carlos Gardel

Casa de Carlos Gardel
Guitarra del más grande cantante de Tangos. Don Carlos Gardel