Nieve en Monte Grande

Nieve en Monte Grande
9 de julio del 2007. Cae nieve en Monte Grande

Nuestras Islas Malvinas

Nuestras Islas Malvinas
LAS MALVINAS SON ARGENTINAS

6.12.09

Cultura y Actualidad


"La cultura engendra progreso y sin ella no cabe exigir de los pueblos ninguna conducta moral."
Jose VasconÇelos

¿Qué opinas acerca del artículo?. Nos interesa saber tu parecer.

Cien gárgolas de las letras hispanas discuten el bicentenario latinoamericano

El 2010 se cumplen los 200 años del arranque de las independencias latinoamericanas. Y un centenar de gárgolas, personalidades de las letras hispanoamericanas (escritores, cuentistas, políticos y empresarios) reviven el evento levantando de sus tumbas (y casi tumbas) diez figuras humanas que considero no aplicables al contexto real que viven los pueblos de América Latina. Estas gárgolas han elegido en la encuesta de Babelia, las diez figuras más representativas que sintetiza el bicentenario de los últimos dos siglos de existencia latinoamericana encarnando figuras míticas pero de profana naturalidad de hombres comunes y hasta viciosos, según nos cuenta la historia.

Parten con el emperador, Simón Bolívar encabezando la lista y lo sigue el octogenario papá Fidel Castro y los escapularios del idealista, don Ernesto Che Guevara; entre otros se nombra al excelso nacionalista cubano, José Martí; también nombran al abogado liberal, Benito Juárez. Por el lado de la letra, está el medio ciego y extraño fulano, G. L. Borges que prefirió morir lejos de su tierra de la que habló tanto; ah, y no podían olvidarse del alucinante e inorgánico mundo de la familia de locos, los Buendías del Macondo de G.G. Márquez; por México otra vez, está el pistolero y caudillo, don Emiliano Zapata; por el sur de América no se olvidan del ostrizado libertador, don José de San Martín que murió lejos y olvidado por todos en su Francia querida; y por el lado de Chile, se nombra al exquisito preciosista-latín de letras y escolar, don, Andrés Bello que abrió las puertas a la educación del criollismo nacional.

En realidad, la marca independista fue certero navajazo al cordón umbilical de la madre patria, para bien o para mal, pero libres de las ataduras de la corona imperial que económicamente estrangulaba el mercantilismo criollo. Desde ese entonces, América Latina se vio independiente poseedora de una vasta riqueza natural para dar rienda suelta a jugosos negocios con otras naciones más ricas; y claro, naturalmente pasó a ser dependiente del mercados foráneo y a su vez ese mercado atrajo la codicia de empresarios gruñones y aventureros de dudosa reputación que como allegados asentaron casa aquí, levantaron fabulosas riquezas a partir de la caca de pájaros, estaño sobrante de las mitas, cobre, salitre, plata y oro. De ahí vienen las familias más poderosas de nuestra América pos-colonial.

Pero todo este macondo no está completo sin el dolor humano y por eso mismo, juntos de la mano del bien y el mal hemos viajado en esa temporalidad de doscientos años por consecutivas políticas de caudillaje, dictadores, chiflados y locos alucinados de poder mascando chicle y obligando al pueblo a pagar respeto y tributo a la pierna que uno de ellos había perdido en Veracruz. También, hoy es claro para el resto del mundo que las sociedades latinoamericanas son sociedades más o menos democráticas pero débiles en cuanto a su política interna, todas en vías de desarrollo y otras no muy democráticas, digamos, en vías de subdesarrollo por ser más atrasadas que otras.

Pero en verdad, el asunto que me preocupa de este bicentenario de vejestorios y remembranzas inútiles para mantener la memoria histórica es que algunos ya físicamente lisiados debido a la imposibilidad de mover el atrofio de sus piernas y martirio de pasar largas horas sentado en avión prefieren responder preguntas desde la comodidad de sus monitores. Bien, por ellos, que así sea pero la verdad de nuestra realidad se queda visible, palpable porque ninguno de esos fantasmas de ese entonces ni nadie ahora a podido solucionar el problema real que afecta estas naciones libres donde vive más de un 40% de la población en paupérrimos niveles de pobreza (unos 189 millones de humanos, un centenar de veces la población chilena) y cerca de un 13,7% (76 millones) directamente en la más pura indigencia humana, según datos de CEPAL. Aun así a pesar de estas cifras, 41 millones de personas habían salido de la pobreza entre 2002 y 2008 para luego caer de narices en el lodo, otra vez.

La actual crisis económica global lanzó a nueve millones de homínidos al más detestable pauperrismo marginal y otros tantos millones a la calle, o lo que se conoce por el “sector informal”; aquí me refiero al vendedor ambulante de comidas, dulces, al limpiador de vitrinas, ropas usadas, zapatos, botellas y cuanto cachivache viejo pueden vender para comer, aunque, pese a todo, el CEPAL dice que el caos económico ha sido menos grave que en otras ocasiones anteriores y la región se ha mantenido con un cierto poder adquisitivo en las remuneraciones salariales y mantenido bajas tasas de inflación para la clase media. ¿Pero y qué decir de ese 40% de pobres?, del abuelo sin hospital, de los sin techo, trabajo, alimentos, de esos que nada tienen, de los niños callamperos, de las fabelas, villas alegrías y getos donde la pobreza y el lumpenismo hace del abuso, la delincuencia, del alcohol y la droga un hábito, un modo de vida; estos son lugares esperpénticos donde se vive sin limites la miseria humana que sobrepasa cualquier surrealismo del “realismo mágico” de la “Casa verde” de Llosa o de los “Cien años de Soledad” de Gabo. ¿Qué se puede decir de ello? ¿Para qué hacer encuentros-cumbres, senilidad de gárgolas eclécticas, de academia inservible si nadie quiere hablar de esa masa de pobres esparcida a lo largo del espinazo latinoamericano…? ¿Estas gárgolas no saben que ese pobre es en realidad el verdadero héroe?

El gorgoreo actual del bicentenario que ilustran estas gárgolas medievales sobre de como Latinoamérica debe “reinventarse recae en la cuestión fundamental de NUEVOS modelos políticos a seguir para promover una rápida transformación social y económica, porque eso de hacer hermenéutica necrofilica desempolvando fantasmas de otrora no da de comer a nadie; excepto el mismo panelista que se beneficia con esos viajecitos y reuniones sociales. Lo importante, aquí señores lectores, debiera ser, mantener en mente el modelo económico del “dorado asiático” que lo tenemos en nuestras narices porque mientras ese monstruo, dragón rojo mantenga su velocidad voraz con el billón punto dos de chinos sedientos del producto nacional de América Latina, la región vive y puede levantarse y sacar provecho económico después del americano levantando con ello sus economías nacionales; siempre y cuando sus gobiernos se dejen de hacer huevos(vadas) populistas.

Se debe pensar, recapacitar y elaborar planes económicos de provecho material para la región latinoamericana, y como esta América vapuleada y ultrajada desde el principio colonial, ahora vemos que se entregó mansita a la inseminación del robusto imperio Chino, entonces, si es así, saquemos buen provecho y hagamos cumbres de encuentros que valga la pena hablar desde el punto de vista empresarial, de mercado(tecnia) que amasen cosas prácticas valederas y que económicamente beneficien a todo el ser humano de esta tierra. Se debe pensar en cómo sacar provecho del monstruo asiático que se lleva nuestros recursos naturales de la región y sacar provecho de las ventajas comparativas y mano de obra barata que abunda por doquier. Esa relación mercantil con china viene solo una vez en la vida y eso debería ser el punto central de la charla y dejar los muertos tranquilos en sus tumbas. El hambre chinesca de materias primas desde el crudo, a soja, dentellada de cobre chileno y hasta de sus kiwies, vinos y madera chilena (especialmente raulí y eucaliptos) ha condicionado el precio al alza de lo que representa el 60% de las exportaciones de toda latinoamericana. ¿Hacia dónde se va esa plata?

Buena parte de los ingresos de Chile, por ejemplo, depende de la velocidad en que China extiende sus líneas de teléfono y continué comprando el producto nacional; por otra, los pequeños de Asia de la cuenca del pacifico bajo la dinastía del *Pax Sinica chino es el segundo mercado viviente en la vida del Perú, Ecuador, Venezuela, Brasil. Por eso, muchos economistas en la actualidad concuerdan en que la prosperidad de América Latina depende de los hervores que entrega el caldo Chino, pero siempre y cuando sus gobiernos hispanos sepan sacar provecho del dorado chino, porque, también recordemos que China es un país sin sistema de mercado legal, tampoco tiene un sistema democrático que proteja el mercadeo internacional con países en desarrollo, ni imperio de ley alguna, así es que el mercadeo no tiene protección otra que no sea la buena fe de la palabra de los empresarios. Por lo menos, este es el caso con América Latina, no así con EEUU en que China es prácticamente dueña de la economía norteamericana. Por eso, es hora de que América Latina comience a sacar provecho del consumo chino si no quiere quedarse como último vagón de arrastre y siempre esperando las migajas que le tira el tío Sam.

También está la cuestión política interna de América Latina como un gran edificio en construcción pero nunca a terminar, siempre que se le colocan las puertas y ventanas alguien se las roba. En la actualidad hay dos bloques contrapuestos y que habría que esperar cuál de los dos bloques tiene posibilidades de mayor éxito económico para levantar a millones de pobres en la región: el que representa Venezuela, con Bolivia y Ecuador, o el que lidera Brasil, con Chile y Uruguay. Desde el punto de vista político, los dos modelos son disímiles ideológicamente, uno con el militar venezolano, Hugo Chávez al frente popular que apuesta por un Estado omnipresente, perenne con un mercado subordinado a sus caprichos bolivarianos, y otro, con el presidente Lula como su mejor intérprete por una línea de inspiración socialdemócrata (europea) en la que el mercado internacional es solo un colaborador más e imprescindible pero bienvenido para satisfacer necesidades básicas.

Dentro del Alba (Iniciativa Bolivariana) de Chávez las cosas no funcionan con la disciplina que algunos creen y ya se ha comenzado a ver filtraciones negativas en ese modelo que prometen llevar al país a un declive mortífero a menos que Chávez cambie su política actual y deje de esconderse detrás del imperio del norte, el culpable de los males del hemisferio, según él. De hecho, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, va bastante a su manera evitando al mínimo sus relaciones diplomáticas con Venezuela. Brasil, por su parte, sencillamente no busca encabezar ningún bloque, sino ejercer un liderazgo regional, suave y consensuado.

Finalmente, tengo entendido que en esta reunión de gárgolas se discutirán cosas concernientes a la literatura de América Latina lo que la hace orgullosa del talento y creatividad de sus retratores culturales. ¿Pero para qué hablar de vientos y castillos de arena? Ya muchos bebieron de sus aguas, de esas cosas que escribieron los señores del “boom”, y que ahora es solo un espejismo seco de desierto árido porque hoy en día nadie lee esos libros. Por ejemplo, la señora Isabel Allende, considerada también parte de ese boom lo entendió así y se dio a escribir cosas repletas de monstruos volantes al estilo Harry Potter con un mayor éxito que su Casa de los espíritus. Para qué nos sirven esas cosas tipificadoras de nuestra pobreza material cuando lo que se necesita es envigorizar el idioma castellano, envigorizar económicamente la cultura hispana, sus regiones, su gente con cosas más pragmáticas y útiles que comience a cambiar la pobre percepción que se tiene de nuestra América Latina.

Se debe demostrar que el castellano no es tan solo la lengua de los pobres, de los dictadores y caudillos, porque así es como lo entiende el mundo anglosajón ya que el español se enseña como segunda lengua en Europa, EEUU, Canadá. Ese es el problema central, se enseña el idioma y cultura hispanoamericana por medio de tipificaciones estéreotipificadas del pobre, de su machismo y violencia social pero no por medio de su riqueza y capacidad de avance industrial, de las muchas oportunidades que el actual mercado latino presenta para todo emprendedor.

Por eso mismo, digo que estas reuniones académicas son una farsa de burradas, tonterías de gárgolas seniles con la exclusividad de que se dice que lo más renombrado de la academia hispana asoma su “expertise” para hacer “excursión antropológica” de sus vacas sagradas y desde ahí zurcirles los calcetines rotos al fantasma, mientras tanto son ellos mismos los que se ensalzan en (“profundas reflexiones”) de pica y pica el exquisito canapé y Vouvre francés. Mientras los menos, millones de latinoamericanos, en esta navidad y año nuevo que se nos viene encima, se irán a dormir sin una miserable agua caliente ni siquiera para engañar las tripas.

Véase:http://www.granvalparaiso.cl/v2/2009/07/27/dinastia-han-del-pax-sinica-imperialismo-y-excepcionalismo-chino-siglo-xxi/

Por : Michael W. Defoe

1 comentario:

Anónimo dijo...

exquisito articulo, bien dicho sin pelos en la lengua, bien por michael!

About Me

Mi foto
En este nuevo blog intentaré dejar plasmado mis trabajos en pintura. Gracias por ser parte de él.
Loading...

Iguazú-Corrientes-Argentina

Iguazú-Corrientes-Argentina
Cataratas del Iguazú

Misiones- Iguazú

Misiones- Iguazú
Cataratas del Iguazú

Atardecer en los Esteros del Iberá

Atardecer en los Esteros del Iberá
Corrientes-Argentina

Casa de Carlos Gardel

Casa de Carlos Gardel
Guitarra del más grande cantante de Tangos. Don Carlos Gardel