Nieve en Monte Grande

Nieve en Monte Grande
9 de julio del 2007. Cae nieve en Monte Grande

Nuestras Islas Malvinas

Nuestras Islas Malvinas
LAS MALVINAS SON ARGENTINAS

3.4.10

Las Malvinas son Argentinas

"Cuando alguien asume un cargo público, debe considerarse a si mismo como propiedad pública"
Thomas Jefferson

 Historia, geografía y soberanía


Malvinas, la fuerza del derecho

Basta con mirar el mapa, revisar la historia y repasar los tratados internacionales sobre Malvinas para entender el porqué de la batalla eterna, cultural, diplomática, sin apelar a la fuerza, ratificada por la presidenta en aras del derecho a defender y reclamar lo que es nuestro.

El 28ª aniversario del 2 de abril de 1982 conmemora una batalla que la Presidenta Fernandez de Kirchner acaba de definir como que “va a ser eterna; no como en el pasado, por la fuerza, sino al contrario, una profunda batalla cultural, diplomática, política en todos los frentes, foros internacionales, con los instrumentos del derecho internacional y nacional, en defensa de nuestro patrimonio”.

Y si Argentina tiene el derecho “a defender y reclamar lo que es nuestro”, basta con mirar el mapa y revisar la historia y repasar los tratados internacionales:

“Resulta a todas luces inexplicable pretender la soberanía a catorce mil kilómetros de distancia. No hay concepto de soberanía, sólo de colonialismo”, agregó la mandataria y reafirmó que “es la fuerza de los hechos de la historia y la contundencia de la geografía la que define nuestra soberanía y derechos”.
Esteban Gómez, tripulante de la nave San Antonio, uno de los barcos de la expedición de Magallanes, descubrió Las Malvinas en 1520.

Pertenecían a un archipiélago constituido por un conjunto de más de 200 grupos de formaciones rocosas emergentes del mar Argentino, en el océano Atlántico, geográficamente situado frente a las costas de la Argentina, en la misma latitud que la provincia de Santa Cruz.
La Patagonia Argentina es el territorio continental más próximo al archipiélago y extensión geológica, tanto por el tipo de formaciones rocosas como por la clase de relieve.

Se vincula al continente por alzarse sobre la misma plataforma continental submarina, conocida como mar epicontinental argentino. Se encuentra a unos 399 kilómetros de la isla de los Estados.
Según la delimitación de tierras de las bulas papales, las islas pertenecieron inicialmente a España, pero ello no fue óbice para que navegantes ingleses, holandeses y franceses llegaran en diversas oportunidades.

En 1690, el capitán de la marina británica John Strong navegó por el estrecho de San Carlos, que separa las Malvinas, y lo llamó estrecho de Falkland en recuerdo de sir Lucius Cary, segundo vizconde de Falkland.
Precisamente al oeste se halla la isla con mayor extensión la Gran Malvina, con 5.413 km2, y al este la isla Soledad, con 6.760 km2.
La superficie total de las islas es de aproximadamente 11.410 km2.

Entre las islas menores, emergentes de las aguas del mar epicontinental argentino se encuentran las islas Sebaldes, del Pasaje, San Rafael y San José, al oeste de la Gran Malvina, y las islas Águila, Jorge, Pelada, de los Leones marinos, María y Bougainville, al sudeste de la isla soledad.
Esta última lleva el nombre del navegante francés Luis de Bougainville, quien fundó el puerto de San Luis en la isla oriental en 1764.
Los franceses llamaron a las islas Malouines, porque ése era el nombre dado a los nacidos en Saint Maló, el puerto francés de donde procedían.

Los españoles obtuvieron el puerto de San Luis tras una sede de protestas y transformaron Malouines en Malvinas.

En 1765, una expedición inglesa llegó a las islas y las denominó Falkland Islands.
Cinco años después, las fuerzas de ocupación inglesas fueron desalojadas por España, que reclamó a soberanía de las islas por vía diplomática.

Cuando se creó el Virreinato del Río de La Plata, las Malvinas pasaron a depender de la gobernación de Buenos Aires.

Desde 1774 hasta 1810, España nombró sucesivos gobernadores para el archipiélago.
Es que en 1776, cuando se creara el virreinato del Río de la Plata, las islas Malvinas se habían incluido en el territorio de la gobernación de Buenos Aires.
Después de 1810, las islas siguieron bajo esa jurisdicción y en 1820, la fragata Argentina La Heroína fue enviada a Malvinas para tomar posesión definitiva de las islas.

En 1825 se produjo un hecho histórico significativo: Gran Bretaña reconoció la independencia argentina y no reclamó las islas.
En 1828, el gobierno de Buenos Aires otorgó a Luis Vernet, en concesión, el Puerto Soledad para que construyera una colonia.
Para ello, llevó a cien gauchos e indios de las pampas, hábiles en la cría de ganado.

En 1829, Vernet fue nombrado gobernador de Malvinas. Y ese mismo año Gran Bretaña reclamó su derecho de soberanía sobre las islas, adjudicándose su descubrimiento.

En 1833 esa nación tomó las Malvinas bajo su dominio, expulsando a las autoridades criollas.

Recursos

El hecho de que no haya una estación cálida y los fuertes vientos obstaculizaron el desarrollo de cultivos significativos, salvo el caso de la avena y la cebada.
Las mayores reservas vegetales se encuentran en las costas, donde se calcula que subyacen unas 120 mil toneladas de algas pardas.

El recurso energético por antonomasia es la turba, materia orgánica producida por descomposición de musgos y líquenes en los pantanos. Se lo aprovecha como combustible doméstico y fertilizante.
La única actividad ganadera es la cría en extensos predios en las lonas de estepa de las planicies del ganado ovino, cuya carne es la base de la alimentación de los habitantes, pero la riqueza productiva está en la obtención de lana, calidad es merino australiana.
La empresa británica privada Falkland Islands Company es la propietaria de la mayor parte de los rebaños, además de poseer el 40 % de las tierras de las islas.

La pesca en el mar epicontinental es el rubro económico que más divisas reporta. Se realiza bajo el control del gobierno británico dentro de la zona de exclusión delimitada alrededor de las islas.
Sobresale la pesca de calamares muy buscados en Europa y Asia. Al sur de las islas son importantes las reservas de krill, un crustáceo que mide entre 3 y 20 milímetros que sirve de alimento a las otras especies del mar y es demandado desde Asia por su alto valor nutritivo.


La FAO (Organización Mundial de la Alimentación de las Naciones Unidas) alertó que existe la sobrepesca de calamares y se prevé su extinción en menos de 20 años.

Los habitantes de las Malvinas, los kelpers, se consideran súbditos británicos y mantienen las tradiciones inglesas. Aunque, por la distancia, sus costumbres tienen muchas características locales.
La mayoría de la población es de origen escocés, pero también hubo inmigrantes de la Argentina, Chile, Yugoslavia, Pakistán, Corea, Uganda y Kenya.

La zona rural está subdividida en estancias, muchas de las cuales pertenecen a la Falkland Islands Company, comunicadas entre sí por vía aérea.
Posee dos aeropuertos, uno de ellos militar, construido para el servicio de la guarnición que se constituyó luego de la guerra de 1982.

La ruta que va desde el aeroparque hasta Puerto Argentino es también nueva. No hay escuelas secundarias, motivo por el cual muchos adolescentes emigran cuando pueden.
Desde la guerra de 1982, el gobierno británico decidió fortalecer su presencia en las islas y fomentar diferentes actividades en ellas.

Extendieron los permisos de pesca para incrementar el canon que pagan las potencias por enviar los buques a capturar indiscriminadamente la fauna marina.
Y últimamente ocupó las aguas vecinas al estrecho de Magallanes con una plataforma de exploración petrolera que, a pesar de lo antieconómica que resultaría la explotación del hidrocarburo a mar abierto y semejantes profundidades, tomó posesión del espacio marítimo con fines estratégicos.

Pero concretamente, Gran Bretaña ha incrementado desde 1982 el poderío militar, con armamento y un destacamento de soldados que supuestamente supera los 1.500 hombres.
Las autoridades del gobierno isleño han modificado la condición en que revistan los habitantes del archipiélago según la perspectiva británica: en 1985 concedieron a los malvinenses una Constitución.

De este modo, las islas son administradas por un gobernador británico y un consejo de diez miembros, de los que ocho son elegidos por la población.
Los otros dos, el director y el secretario financiero, no tienen derecho al voto y forman parte de la junta directiva junto con tres legisladores y el gobernador, qué actúa como presidente de la misma.

De acuerdo con esta misma constitución, otorgada unilateralmente por los británicos, las islas Georgias del sur y el grupo de las islas Sandwich del sur, que forman parte de la provincia de Tierra del Fuego, han sido transformadas en un protectorado, separado de las Malvinas.
Las negociaciones por la soberanía sobre Malvinas, apoyadas por diversas resoluciones de las Naciones unidas, continúan en el terreno diplomático.

No hay comentarios:

About Me

Mi foto
En este nuevo blog intentaré dejar plasmado mis trabajos en pintura. Gracias por ser parte de él.
Loading...

Iguazú-Corrientes-Argentina

Iguazú-Corrientes-Argentina
Cataratas del Iguazú

Misiones- Iguazú

Misiones- Iguazú
Cataratas del Iguazú

Atardecer en los Esteros del Iberá

Atardecer en los Esteros del Iberá
Corrientes-Argentina

Casa de Carlos Gardel

Casa de Carlos Gardel
Guitarra del más grande cantante de Tangos. Don Carlos Gardel