Nieve en Monte Grande

Nieve en Monte Grande
9 de julio del 2007. Cae nieve en Monte Grande

Nuestras Islas Malvinas

Nuestras Islas Malvinas
LAS MALVINAS SON ARGENTINAS

14.2.08

Actualidad

Empleados Públicos

Nombramientos arbitrarios, falta de ascensos y recatagorizaciones y salarios bajos, son los reclamos de los municipales de la región. Pero el peso de la masa salarial en el presupuesto, la cantidad de empleados y la falta de capacitación preocupa a los gobiernos municipales.

Uno de los temas centrales que debieron afrontar los nuevos gobiernos comunales de la región fue la problemática de los empleados municipales debido a la superpoblación de personal que existe en algunos distritos y a la precarización laboral que se da en otros.Los especialistas en temas vinculados con la administración pública, destacan que los empleados son indispensables para la prestación de servicios que deben realizar las Comunas. Es por eso que remarcan que la problemática que rodea a las personas que trabajan en el Estado son importantes (ya sea a nivel nacional, provincial o municipal) porque es el personal que tiene la responsabilidad de ejecutar y desarrollar las políticas públicas.Por este motivo, sostienen que es fundamental que los trabajadores comunales estén capacitados y preparados para desarrollar correctamente los planes y programas que ejecutan los gobiernos municipales. En este sentido también es importante que la labor de los empleados sea recompensada con ascensos y recategorizaciones como sucede en el sector privado.Sin embargo, desde hace varios años, la mayoría de los Ejecutivos comunales de la región sólo incorporaron personal por cuestiones políticas y los ascensos y recagorizaciones sólo eran para los empleados afines a los respectivos gobiernos.Esta situación, que se profundizó en el 2007 por tratarse de un año electoral, motivó protestas y varios reclamos de los trabajadores que desde hace mucho tiempo integran las plantas municipales.Los nuevos gobiernos que asumieron en diciembre se comprometieron y pusieron como una de sus prioridades para este año la normalización de la situación de los empleados comunales pero en algunos casos, esto originó nuevos inconvenientes, también relacionados con cuestiones políticas de los sectores que fueron derrotados en las últimas elecciones, por lo que se vislumbra que la resolución de este tema no va a ser para nada sencilla.En este informe, Info Región diálogo con funcionarios, concejales y sindicalistas para conocer el estado en el que se encuentran las plantas municipales y cuáles son los principales puntos que se necesitan regularizar entre los empleados para que los Municipios puedan brindar los servicios como corresponde a sus habitantes.Superpoblación. Uno de los puntos que siempre está en discusión cuando se trata el tema de los trabajadores municipales, es la cantidad de empleados que tiene cada distrito.Para algunos, en especial funcionarios, las plantas municipales están superpobladas lo que genera un alto costo económico, y además aseguran que el personal está mal distribuido por lo que los servicios que se brindan a la población no son los adecuados.En cambio, en los Sindicatos de la región coinciden en que la cantidad de empleados que tiene cada municipio no es suficiente en relación con la gran cantidad de habitantes que hay en los distritos de la zona.De acuerdo con los datos a los que tuvo acceso Info Región, en Lomas de Zamora hay 4.600 empleados (3.000 en planta permanente y 1.600 contratados), en Almirante Brown 965, en Esteban Echeverría 2.300, en Lanús 5.800 (4.100 en planta y 1.700 contratados), en Avellaneda 4.500 (3.000 y 1.500), en Presidente Perón 342 (241 y 101) y en San Vicente 540 (410 y 130).Esta cantidad de trabajadores que posee cada Municipio implica una importante erogación de los presupuestos comunales. En diálogo con Info Región, el secretario adjunto del Sindicato de Trabajadores Municipales de Lomas de Zamora, Carlos Bertone, precisó que de los 250.000.000 de pesos previstos en el cálculo de recursos de la Comuna para este 2008, “el 45 por ciento está destinado para el pago de salarios”.Sin embargo, el sindicalista sostuvo que los 4.600 empleados que tiene el distrito “son pocos para un Municipio con un millón de habitantes” (590.000 según el último censo) ya que aseveró que “falta personal, en especial en el área servicios”.Por su parte, el secretario de Gobierno de Esteban Echeverría, Ricardo Fernández, confirmó que los 2.300 empleados que tiene el distrito, implican “el 60 por ciento del presupuesto municipal”. Además, reconoció que la gran cantidad de empleados afecta a los salarios ya que detalló que “están por debajo de la línea de pobreza la gran mayoría”.En este sentido, remarcó que “Almirante Brown tiene 600.000 personas que atender y posee 950 empleados”. “En Echeverría deberíamos poder tener una prestación fantástica si el personal se dedicara a trabajar y estuviera entrenado para eso, pero el anterior gobierno (que encabezaba Alberto Groppi) lo preparó para tareas netamente políticas”, acusó.Luego insistió en que el nuevo gobierno que lidera Fernando Gray va a reducir la planta municipal y estimó que este “decrecimiento se va a dar porque hay gente que se jubila, abandona la tarea porque no le interesa o tiene otro tipo de trabajo”. “Hay mucha gente que va hacia el sector privado en función de mejorar su situación y esto nos va a permitir un decrecimiento natural de la población tan alta que hoy tiene el Municipio”, enfatizó.El distrito en el que más evidente es la superpoblación de personal es Lanús, donde el pago de los sueldos de los 5.800 empleados que posee, se lleva el 62 por ciento del presupuesto comunal, que es de 258.000.000 de pesos, según indicó el presidente del bloque del Frente para la Victoria en el Concejo Deliberante local, Héctor Montero. De acuerdo a las palabras del edil oficialista, “habría que reducir entre un 10 y un 15 por ciento la planta municipal” ya que aseveró que “la Municipalidad podría funcionar muy bien con 4.000 empleados como los que tienen Lomas y Avellaneda”.En tanto, el titular del Concejo Deliberante y secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de San Vicente, Carlos Vergara, precisó que de los 34.000.000 de pesos previstos en el cálculo de recursos para este año, “alrededor del 60 por ciento” son para gastos en personal.En este sentido, recalcó que “el mayor porcentaje va para el sector salud” ya que el hospital Ramón Carrillo es municipal.Por su parte, el secretario de Gobierno de Presidente Perón, Daniel Fontanela, señaló que de acuerdo al presupuesto 2008 aprobado por la administración comunal anterior, que encabezaba la justicialista Silvina Rodríguez, “el 70 por ciento está destinado al pago de sueldos del personal”. “Debe ser uno de los porcentajes más altos del mundo”, criticó el funcionario.El reclamo por los ascensos. Más allá de la discusión que se da entre los gobiernos comunales y los trabajadores municipales por la cantidad de personal que debe tener cada comuna, uno de los reclamos que más se repite está vinculado a la falta de ascensos y recategorizaciones, que se suma al pedido para que se pase a la planta permanente a los empleados que llevan años en condición de contratados.Según manifestó el concejal kirchnerista y líder del Sindicato municipal de San Vicente, Carlos Vergara, “muy pocos municipios han cumplido, lo que prevé la Ley para que todas las personas que están contratadas por más de un año pasen a la planta permanente”.“En San Vicente tuvimos contratados que han cumplido 15 años en esa condición y ahora tenemos gente que ya va por los 12”, apuntó el edil.Por otra parte, explicó que durante el primer año que los trabajadores se incorporan a la planta permanente, “no tienen estabilidad perfecta ya que forman parte de lo que la Ley llama planta provisional”. “Para no pasar a la planta permanente tiene que haber una causa fundada, un sumario, que es distinto a lo que les pasa a los contratados”, añadió al tiempo que remarcó que el tema de “los ingresos lo decide el Ejecutivo únicamente”.Por su parte, Carlos Bertone, del Sindicato municipal de Lomas, resaltó que por una ordenanza local, “la estabilidad en la planta municipal se obtiene a los 6 meses” aunque cuestionó los inconvenientes para contratar a los mensualizados. “Antes, el pase a la planta permanente de los contratados era automático a los 4 años aunque ahora sólo es por una cuestión política”, criticó.En cuanto al tema de los ascensos, Vergara precisó que la normativa vigente establece que para los puestos jerárquicos, los gobiernos comunales deben llamar a concurso, en tanto que para los cargos no jerárquicos se debe establecer una Comisión de Ascensos y Calificaciones que, en el caso de su distrito, tendría que estar compuesta por “cinco miembros del Ejecutivo y dos del Sindicato”.Resaltó que como en esta junta, “las resoluciones se hacen por mayoría, la patronal puede hacer lo que se le da la gana y lo único que puede hacer el Sindicato es controlar las formas”. “Pero la administración anterior (que encabezaba Brígida Malacrida de Arcuri) ni siquiera quería que le controlen las formas”, denunció al tiempo que recordó que desde que está en la Municipalidad, hace más de 27 años, “nunca se hizo un concurso ni informes de los jefes ni nada por el estilo”. “La inmensa mayoría de las designaciones que se realizaron fueron a dedo y muy discrecionales”, enfatizó.En este sentido, aseguró que el nuevo intendente, Daniel Di Sabatino, prometió “nombrar a las personas representantes de la patronal para la junta de calificaciones y ascensos y dar las categorías correspondientes, dándole prioridad a los que les falta menos tiempo para jubilarse y aquellos que hace más tiempo que no se les otorga una categoría”. “Por lo menos cada tres o cuatro años se tiene que considerar a cada empleado para dar una categoría”, indicó.En el resto de la región los cuestionamientos al sistema de ascensos y recategorizaciones que implementaron los distintos gobiernos comunales se repiten porque sostienen que en los últimos años sólo favorecieron a determinados sectores políticos que respondían al Ejecutivo de turno.“Los ascensos que se realizaban en la antigua gestión eran totalmente discriminatorios, a dedo, elegidos entre el Intendente (Manuel Quindimil) y muchos dirigentes del Sindicato de Empleados Municipales. Tampoco había concursos y las recategorizaciones se hacían en forma que no correspondía a lo que se plantea orgánicamente”, apuntó el concejal kirchnerista de Lanús Héctor Montero.En este sentido, el edil oficialista aseveró que la intención de la administración que encabeza el jefe comunal, Darío Díaz Pérez es “revertir” esta situación para que se vuelvan “a aplicar los concursos para los cargos jerárquicos y las recategorizaciones se hagan a través de un estudio serio”.En tanto, Bertone aseguró que en Lomas “el ascenso entre el personal no jerárquico tiene que ser automático cada 5 años y lo debe regular la Junta de Ascensos y Calificaciones, pero no se está cumpliendo”.Por su parte, el secretario de Organización del Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda, Jorge Fabiano, afirmó que en su distrito el gobierno comunal “no respeta lo que dice la Ley para conseguir la estabilidad en la planta permanente ni se realizan concursos para cubrir vacantes”.Más irregularidades. Los funcionarios y concejales que responden a los nuevos gobiernos comunales remarcaron las principales falencias que detectaron en las plantas municipales durante los primeros días de gestión y en general coinciden en resaltar la gran cantidad de nombramientos irregulares que hubo en los últimos días de las administraciones anteriores, y la mala distribución del personal.“Las principales irregularidades que detectamos en Echeverría son concursos apócrifos, realizados para sostener cargos y jefaturas aun estando fuera del gobierno y también encontramos gran cantidad de gente pasada a planta permanente en los últimos días, con posterioridad a perder la elección”, denunció Ricardo Fernández.Además, el funcionario sostuvo que “la planta municipal también estaba mal distribuida ya que había varias jefaturas sin gobierno”. También adelantó que debido a la cantidad de empleados que tiene Echeverría, el gobierno de Fernando Gray “no va a incorporar personal a los efectos de llevar la planta, en el término prudente de 4 a 8 años, a un número que permita dignidad salarial a los trabajadores porque siendo tantos no se puede pagar bien”.Por su parte, Daniel Fontanela afirmó que en Presidente Perón “la política del intendente (Aníbal) Regueiro es tener empleados en planta permanente, lo que pasa es que ahora se está atravesando por una situación de emergencia económica, administrativa y financiera que ya fue declarada por el Concejo Deliberante”.En este punto, admitió que los 342 empleados que tiene la Comuna “no son suficientes” para un distrito que se calcula con 140.000 personas”, 60.000 según el último censo, pero “por la situación financiera del Municipio es imposible tener más”.También añadió que en Presidente Perón, los trabajadores “estaban mal distribuidos” ya que “había áreas con exceso de personal y otras en las que faltaba”.Esta misma situación que se dio en Lanús, ya que según Montero había “oficinas superpobladas y otras en donde había muy poca cantidad de gente, no eran operativos y en sectores como cultura y deporte había exceso de personal”.Además, criticó que existiera “demasiada gente en la parte administrativa y poca en el sector de servicio” por lo que apuntó que la gestión de Díaz Pérez “pretende volcar mayor cantidad de trabajadores a esa área que es en lo que debe cumplir la Municipalidad”.Por otra parte, denunció que “por tratarse de una año electoral, en el 2007 se cometieron innumerables cantidad de irregularidades, como la incorporación de empleados que no eran necesarios, recategorizaciones y cobertura de cargos sin cumplir lo que establece la normativa”. “Hubo muchas personas que ingresaron porque formaban parte de la campaña”, concluyó.Luego de este repaso por la situación de los empleados municipales en cada Partido, es importante destacar que a pesar de las cuestiones políticas que rodean a las problemáticas de los trabajadores comunales, es fundamental que los gobiernos distritales, tanto los nuevos como los viejos, reestructuren y modernicen las plantas municipales para poder implementar correctamente las políticas públicas que deben llevar adelante.

No hay comentarios:

About Me

Mi foto
En este nuevo blog intentaré dejar plasmado mis trabajos en pintura. Gracias por ser parte de él.
Loading...

Iguazú-Corrientes-Argentina

Iguazú-Corrientes-Argentina
Cataratas del Iguazú

Misiones- Iguazú

Misiones- Iguazú
Cataratas del Iguazú

Atardecer en los Esteros del Iberá

Atardecer en los Esteros del Iberá
Corrientes-Argentina

Casa de Carlos Gardel

Casa de Carlos Gardel
Guitarra del más grande cantante de Tangos. Don Carlos Gardel